Charlotte, nueve meses en Ayni-Bolivia

, por Charlotte

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Me llamo Charlotte Chaignaud. He empezado mi voluntariado en el seno de la asociación Ayni hace más o menos 8 meses. He llegado a Bolivia con el objetivo de apoyar a la asociación en su organización interna, búsqueda de financiamientos y en la elaboración de sus proyectos. Sin embargo, a pesar de esas tareas "burocráticas", he llevado adelante varias actividades en las bibliotecas, tales como sesiones de « Descubrir el mundo », « Los exploradores de AYNI » y el taller de « Cocina del mundo » con madres de familia del barrio de Mesa Verde.

Más que una experiencia profesional, Ayni fue ante de todo una experiencia humana enriquecedora. Los niños son a la vez un público espontáneo y entusiasta. Por ejemplo, siempre recordaré que un día durante la primera sesión de descubrir el mundo, lance una pregunta a los niños, de cuantos países había en el mundo, uno de ellos me contestó: « ¡Dos, Bolivia y los gringos! ».

Creo que son todos estos pequeños momentos que hacen la riqueza del voluntariado y de la vida asociativa en general. AYNI puede enaltecerse de ser una de las asociaciones que ofrecen la felicidad a los niños y al personal que trabaja allá, y es importante recordar que eso no sería posible sin el trabajo que realizan cada día su presidente Nelly Murmerez y su coordinadora Elodie Corbin.