FLISoL 2018 con Jon “Maddog” Hall

, por Daniel Viñar Ulriksen

Luego de algunas dificultades técnicas y bastantes desencuentros, diez años después de aquel FLISoL 2008, que de cierta manera relanzó el tema del software libre en la agenda de los cambios en Bolivia [1], como a las 15:00 del 28 de abril 2018, desde Campus Party en Tecnópolis, Buenos Aires, Aregentina, con Jon “Maddog” Hall, a través de un servidor en la Universidad de la República en Rocha, Uruguay, nos conectamos en webconferencia con el FLISoL de La Paz, en la Universidad Franz Tamayo. Jannett Ibáñez, directora de la ADSIB, tomó a iniciativa, Jesús Izurieta coordinó el contacto, el mismo día Alejandro aseguró las primeras pruebas, y en la sala de conferencias Gino estuvo al mando. El software libre siempre es un asunto de equipo.

El ancho de banda no dio para pasar el video, así que estuvimos a ciegas, sólo con audio.

Primero me presenté: soy uruguayo, con 35 años de exilio en Francia iniciado en el ’76, y emprendí mi retorno a latinoamérica con un año sabático en Bolivia en el 2007, con el proyecto Qhispy, de recuperación de computadoras usadas para la difusión de software libre en beneficio el ámbito social y educativo. Año sabático que se transformó en tres años trabajólicos, y que marcó mi vuelta definitiva, a Uruguay a fines del 2010, donde desde entonces coordino la informática y las redes de la Universidad de la República en el Interior del país.

Mi amigo Niv aka xaiki [2] viajó recientemente a Bolivia, y me reportó que le habían dicho que yo era “el padre del software libre en Bolivia”. Por más que eso me halague, NO es cierto. El software libre no tiene “un padre” o “una madre”. A lo sumo tiene múltiples “padrinos” y “madrinas”. Y hubieron varios antes que yo: Roberto, Antonio, Clifford, que a mediados de los ’90 conectaron Bolivia al Internet, territorio de libertad e instrumento necesario al ecosistema del software libre; Hardy, Jared, Tebo y Esban-dido, Dydier, pioneros del software libre en Bolivia; conmigo o después que yo: desde la comunidad Edwin, Franklin, Freddy, Armin, Gino, Jhtan, Angelcaído, el tal Iván y el Ivancho... desde el gobierno Jannett, Severo, Nicolás,... y olvido a muchxs, que me disculpen. También es grato encontrarme hoy (virtualmente) con jóvenes que hace 10 años estaban “en el cole”, pero que ya tienen las cosas muy claras.

Pero pasemos a nuestro invitado de honor de hoy, Jon Hall, aka Maddog, que es uno de los “padrinos” históricos de movimiento de software libre en el mundo.

En estos años, a Bolivia volvió dos veces Richard M Stallman, aka RMS, que no es “el padre del software libre” pero sí el fundador de la Free Software Foundation y del proyecto GNU, y dio así buena parte de las bases teóricas, técnicas y jurídicas para la emancipación del movimiento de software libre, y que sin duda tuvo una clara influencia en los últimos cambios respecto al software libre en Bolivia, país que, a mi parecer, es en Latinoamérica él que tiene las mejores política, estrategia y planificación de gobierno para la adopción de software libre en el sistema público.

Aunque los dos compartan lo esencial respecto al software libre, Maddog es una persona diferente de Richard. Fue él quién presentó, a principios de los ’90, al joven Linus Torvald a grandes empresas de tecnologías de la información, y contribuyó así a que Linux (o GNU/Linux, como RMS quiere que digamos) se transforme en una realidad económica y para todo público.

Con Maddog no pensamos igual, pero lo que me gusta mucho con él, es que nos respetamos mutuamente nuestro pensamiento y así aprendemos. También tengo otras cosas en común con él. Los dos tenemos varixs ahijadxs, y los dos somos gay. Él hizo su “coming out” público a los 61 años, como tributo a Alan Turing a los 100 años de su nacimiento. Yo lo hice más joven, pero también tuve mi período en el armario.

Hecha esta presentación (que disculparán por ser muy personal), les dejo con Jon “Maddog” Hall, a quién procuraré traducir lo mejor que pueda.

- Maddog: ¿Qué debo decir?

- Yo: No sé, lo que tú quieras. Lo que creas conveniente frente a unas 20 personas en el FLISoL en La Paz, Bolivia.

Y, luego de acordar cómo nos coordinaríamos para usar micrófono y auriculares sin perder el hilo del diálogo, he aquí lo que se dijo, que retranscribo y traduzco lo mejor que pueda, de memoria:

- Maddog: Bien. Buenas tardes. Estamos aquí en Campus Party, Argentina, promoviendo el software libre. Uds. están en Bolivia en el FLISoL también promoviendo el software libre. Estoy muy contento de poder dialogar al respecto con Uds, por lo cual quisiera saber si alguien tiene alguna pregunta.

- Pregunta desde el FLISoL Bolivia: ¿Piensa Ud. que el movimiento del software libre tenga un líder o requiera un líder, y en ese caso quién sería?

- Maddog: El software libre está compuesto de múltiples proyectos, y en general estos proyectos tienen un líder. Al mismo tiempo, cada persona utiliza el software libre a su manera, para sus propias necesidades, por lo cual no me parece necesario que haya un solo líder del movimiento de software libre. Mucho más importante que tener líderes, o que una persona com Stallmann o como yo venga de Estados Unidos a hablarles de software libre es que cada uno de Uds. le hable de software libre a su abueelita, a su hermana, a sus amigos, a su empleador, a sus políticos. Por lo cual, si quieren ver a la persona más importante del software libre: levántense de mañana y mírense en el espejo.

- Pregunta desde el FLISoL Bolivia: ¿Qué piensa de la contribución de Microsoft al kernel Linux y al software libre en general?

- Maddog: Pienso que cualquier contribución al software libre es una buena contribución. El software libre está constituido de múltiples y diversas contribuciones, y eso es lo que le da su fuerza. No obstante, constato que las constribuciones de Microsoft al software libre son contribuciones que le interesan esencialmente al mismo Microsoft. Ponen en el software libre lo que le interesa a Microsoft que el software libre tenga. De manera general, las empresas contribuyen al software libre lo que les interesa a ellas mismas. Mucho más interesantes son las contribuciones de individuales de personas, que suelen ser mucho más de interés general.

- Pregunta desde el FLISoL Bolivia: ¿Qué piensa Ud. de los drivers y otros software privativos que se encuentran en la mayoría de las distribuciones GNU/Linux para que puedan funcionar con hardware que es cerrado?

- Maddog: Si bien es un problema que hayan drivers privativos en las distribuciones Linux, son necesarios para que funcione con hardware que no es abierto. Lo que es importante al respecto es que haya cada vez más gente que use software libre, de manera a poner presión sobre los constructores de hardware, de manera a que fabriquen cada vez más hardware con especificaciones o al menos interfaces abiertas, sobre los cuales cualquiera pueda desarrollar drivers de software libre. Si el mercado pide hardware que requiera software libre, los constructores deberán ya sea proponer hardware abierto, ya sea ignorar ese mercado.

Hubieron una o dos preguntas más, que no logramos recordar con exactitud. Recuerdo no obstante que Maddog habló de la progresión del uso de software libre: las 500 supercomputadoras más potentes del mundo corren Linux [3], gran parte del “software embarcado” en dispositivos electrónicos está basado en software libre, más de la mitad de los servidores de internet corren Linux, en los smartphones Android – que está basado en Linux – le gana por 4 a 1 a iOS de Apple [4]. Nos queda el campo del escritorio de oficina, en el aún hay esfuerzos que hacer.

También habló de la nube, y de como los actuales proveedores de servicios globales han transformado el internet, inicialmente pensada como una red de pares, en una red de clientes y servidores. Pero también subrayó que hoy existen soluciones técnicas abordables que permiten empezar a brindar servicios similares, sobre plataformas distribuidas, adicionalmente asociadas a otras innovaciones, como criptomonedas.

Cuando no hubieron más preguntas, y ya habiendo pasado – con los problemas técnicos – más que el tiempo previsto, de cada lado agradecimos y nos despedimos.

Notas

[1] Ya existía una propuesta de ley elaborada por el diputado de Oruro Edgar Sanchez, pero este evento y otros que siguieron permitieron abrir el debate.

[2] [aka: https://en.wikipedia.org/wiki/Aka] also known as, "también conocido como" xiaiki es su nickname como desarrollador debian

[3] Ya en 2012 eran el 94%, hoy es la totalidad.

[4] Aunque en otra ocasión oí a Maddog decir que, tal cual está distribuido, no se puede realmente considerar Android como software libre. Al ser difícil o imposible para quién lo recibe estudiarlo, modificarlo o distribuirlo, e incluso usarlo como lo desee, es de facto software privativo. "propietary software", como dice Maddog.